Página de Inicio / NOTICIAS / EL SUMILLER DEL VAPEO / ARTÍCULOS / PFIZER RETIRA CHAMPIX DEL MERCADO
PFIZER RETIRA CHAMPIX DEL MERCADO

PFIZER RETIRA CHAMPIX DEL MERCADO

Ayer, 21 de Septiembre de 2021, Pfizer se ha visto obligada a prolongar la suspensión de la venta y distribución de Champix de manera indefinida. Ya en el mes de Julio hubo que retirar varios lotes completos del fármaco porque se detectó un compuesto cancerígeno (nitrosaminas) en las pastillas. La previsión de la empresa era que la distribución volviera a la normalidad en Septiembre pero ahora, se retira todo el medicamento a nivel mundial sin fecha a la vista para su vuelta.

¿Qué es Champix?

El medicamento en sí son unos comprimidos para dejar de fumar cuyo principio activo se denomina vareniclina. La interesada teoría dice que el fármaco actúa en el cerebro del fumador para que el cigarrillo provoque en él menos sensación de placer. Bloquea los receptores de la nicotina, de forma que el tabaco deja de estimular los receptores ya saturados. Esteve Fernández, director de Epidemiología y Prevención del Cáncer del Instituto Catalán de Oncología (ICO) detalla que “Champix es un recurso que suele utilizarse tras haber utilizado otras alternativas como los sustitutos de la nicotina, que ya son bastante eficaces, pero cuando fallan puede saltarse a otros medicamentos con efectos sobre el sistema nervioso central“.


Efectos secundarios

De primeras y sólo con esta información puede resultar algo alarmante pensar que el medicamento tenga efectos sobre el sistema nervioso central. Pero si nos fijamos en los efectos secundarios que puede provocar lo es aún más. Los principales incluyen nauseas, dolor de cabeza, trastornos del sueño, depresión, ansiedad, trastornos del comportamiento, cambios de humor, etc.

Es por eso que Champix es objeto de una vigilancia farmacológica por parte de muchos organismos internacionales de salud pública, entre ellos la Agencia Francesa de la Seguridad Sanitaria para los Productos para la Salud (AFSSAPS) .Ya en Diciembre de 2007, la AFSSAPS y la Agencia Europea de Medicamentos alertaron a los profesionales de la salud y a los pacientes sobre los riesgos de ideas suicidas, trastornos de comportamiento y de tentativas de suicidio que aparecen durante la utilización de este medicamento. En Estados Unidos existen miles de quejas contra el fármaco debido a estos efectos adversos neurológicos y psiquiátricos, el 60% de ellas conciernen a tentativas de suicidio o de suicidios consumados.

Existen numerosísimos testimonios de pacientes que han sido tratados con vareniclina a lo largo y ancho del mundo. Pesadillas, cambios bruscos de estados de ánimo, hinchazón, ansiedad, cansancio, falta de capacidad respiratoria y de energía, pensamientos y actos suicidas, personas que incluso han fallecido por daños irreparables en el páncreas y un larguísimo etcétera. No en vano, en varios países y para determinados profesionales como puedan ser los pilotos de aeronaves, tienen prohibido el uso de Champix. De hecho, se asocia directamente con su consumo la depresión que sufría el piloto del avión que lo acabo estrellando contra el mar hace unos años en Indonesia. Y para colmo y por si fuera poco, detectan compuestos en las pastillas altamente cancerígenos.

¿Se volverá a vender?

Parece que motivos para que no se volviera a comercializar jamás no faltan. Pero no nos engañemos. El medicamento ha sido retirado de manera temporal. Volverá a ponerse a la venta mucho más pronto que tarde. Que se hayan detectado ciertas sustancias altamente dañinas en los comprimidos es algo que no se podía tapar y que ninguna agencia del medicamento pasaría por alto. El resto de los peligrosísimos efectos secundarios que producen son una nimiedad para el negocio de la salud que, por otra parte, ninguna sociedad médica avalará. ¿Pero por qué? La respuesta está donde siempre, o casi siempre. En el dinero. En las cantidades ingentes de dinero que invierte la farmacéutica en “comprar” de manera velada a todos esos facultativos.

¿Y qué pasa en España?

En España pasa más de lo mismo. Este medicamento es financiado por la sanidad pública desde enero de 2020 y en el primer año se dispensaron un total de 507.676 cajas. Sin ese copago, cada paciente pagaría por un tratamiento medio de 3 meses unos 300€, coste poco asumible por un ciudadano medio. Pero gracias a la financiación (dependiendo de la situación personal del paciente en un porcentaje mayor o menor) es coste es inferior. Curiosamente, el presupuesto que dedica el Ministerio de Sanidad a Pfizer es la mitad de la facturación mundial del fármaco. Negocio redondo para la empresa…

Reflexionando

Cada cierto tiempo el vapeo sufre una avalancha de ataques y campañas de desprestigio a nivel mundial. Si te preguntas el por qué y piensas sobre ello encontrarás la respuesta sin esforzarte demasiado. Ya existen numerosos estudios independientes que colocan al vapeo como la manera más eficaz para dejar de fumar y que, a fecha de hoy, la que menos efectos adversos para la salud tiene en el proceso. ¿Por qué entonces es atacado? Porque dejar de fumar con la utilización de vaporizadores personales “roba” clientes/pacientes a las farmacéuticas. Y ahí en cuando empieza a rodar su maquinaria.

Se trata de demonizar el vapeo. Para ello estas empresas financiarán campañas de desprestigio, como la que hemos sufrido hace unos meses por parte del Ministerio de Sanidad. Financiarán sociedades medicas con el afán de poner en duda e incluso dando información falsa sobre el mismo. Todo para que puedan seguir vendiendo sus medicamentos contra el tabaquismo, contra el cáncer, contra la ansiedad, contra, contra, contra…

Por eso necesitamos gobiernos valientes como los de Reino Unido que abogan por buscar una solución real a la pandemia invisible que es el tabaquismo y no aquellos que se vendían, venden y venderán a la empresa de turno que, por un puñado de millones de dólares o euros, convierten la salud pública en mero asunto económico y no un verdadero asunto de estado.

 

 

#ELVAPEOSALVAVIDAS

 

Sobre kicoanguis

Vapeador, padre, escritor, blogger y ama de casa, aunque no siempre ha sido así ni en ese orden... #Un día Perfecto (Ed. Pluma Verde) #Retratos de una adolescencia mal curada (Ed. Pluma Verde)

Escribir respuesta

Volver arriba

Acceso prohibido a menores de edad

Por favor, verifique su edad